Casa Estudio de Diego y Frida recibe a “Cuatro arquitectos del Tesino”

La exposición conjunta los trabajos de Snozzi, Vacchini, Galfetti y Botta, además de la instalación “Sonidos del estudio”
UwAAAABJRU5ErkJggg==
La muestra es documental y fotográfica.

La Secretaría de Cultura federal, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal) y el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo abrieron al público la exposición documental y fotográfica Snozzi, Vacchini, Galfetti, Botta. Cuatro arquitectos del Tesino, y la instalación sonora Sonidos del estudio.

Curada por Diego Calderón y José Silva y realizada con el apoyo de la embajada de Suiza en México, la primera de ellas es una exposición que revisa el trabajo de cuatro arquitectos cuya práctica inició a mediados de los años sesenta en la región del cantón de habla italiana en Suiza conocida como el Tesino y donde es visible la huella de la modernidad y las vanguardias arquitectónicas que influyeron a nivel internacional durante varias generaciones.

Una instalación sonora es la segunda y parte de una serie de carretes descubiertos en el recinto, es decir, en la casa que habitaron Diego Rivera y su familia. Las cintas fueron digitalizadas con la colaboración de la Fonoteca Nacional y ahora ponen a disposición del público aquellos sonidos de la casa que estuvieron guardados durante más de 50 años.

La Iglesia de San Juan Bautista en la localidad de Mogno.
La Iglesia de San Juan Bautista en la localidad de Mogno.

La inauguración de ambas muestras estuvo a cargo de la directora del recinto, María del Sol Argüelles, con la representación de Lucina Jiménez López, directora general del Inbal, y el embajador de Suiza en México, Pietro Piffaretti, acompañados de los curadores Diego Calderón y José Silva, el fotógrafo Simone Bossi, y Laure Nashed, agregada de Diplomacia Pública de la Embajada de Suiza en México.

Al dar por inauguradas las muestras, la directora del recinto anfitrión dijo que la muestra de arquitectura es parte de la orientación que se ha dado en los años recientes al museo y que tiene que ver con la importancia de situarlo en el contexto de la arquitectura universal, “en esa historia que tiene que ver con el patrimonio arquitectónico mexicano, pero no solamente para verlo en términos de lo local, sino con todos los vínculos y diálogos que pueden abrirse con la arquitectura internacional”.

Externó que fue una grata sorpresa cuando la Embajada de Suiza en México, a través de Paula Stocker, agregada académica, se acercó a nosotros y pensó en este espacio para albergar una exposición que, efectivamente, habla de cuatro arquitectos suizos muy importantes para el mundo.

17798 GAL 10aurelio galfetti restauracion de castelgrande en bellinzona
Galfetti restauró Castelgrande, situado en Bellinzona, Suiza.

Asimismo, comentó que es un espacio que tiene una colección única, muy distinta al resto de las colecciones que tienen los museos, al menos los del Inbal, porque “lo que tenemos son los objetos y toda la vida cotidiana de Diego Rivera y su familia –sus dos hijas que vivieron aquí hasta los años ochenta– y recientemente, en 2019, encontramos unas cintas de carrete que fueron de la familia Rivera”.

Gracias a una colaboración con la Fonoteca Nacional esas cintas que habían estado guardadas desde los años cincuenta pudieron digitalizarse y hoy las ponemos a disposición del público a través de este montaje que consta de cuatro puntos. “Así podemos ahora escuchar los sonidos de esta casa que fueron grabados hace tantos años y que hoy de repente son una ventana al pasado”.

Exposición con sabor muy especial

Por su parte, el embajador Pietro Piffaretti destacó que la exposición de los arquitectos suizos “tiene  un sabor muy personal, ya que se ilustra aquí la trayectoria y la carrera de arquitectos de mi propia región: el Tesino, una tierra donde la arquitectura forma parte de nuestro patrimonio y hasta de nuestra genética, diría yo”.

Gracias por recibir esta exposición en este lugar tan icónico para los mexicanos y permitir de esta manera armar un diálogo entre expresiones de arquitectura, de búsqueda e investigación, formas de acercarse al lenguaje arquitectónico que, por ser geográficamente tan lejano, al mismo tiempo revela tantas conexiones y tanta cercanía, dijo.

“En los años setenta surgió un grupo de arquitectos que erigió edificios de hormigón adaptados al paisaje. Fueron los primeros en hacer tejados planos y ellos son los cuatro que hoy se pueden conocer a través de esta exposición, la escuela del Tisino. Ellos hicieron una primera exposición con sus trabajos en 1975. Influyeron en muchos arquitectos y han dado forma a una tradición suiza muy reconocida dentro de la arquitectura mundial”, concluyó.

Y es que, efectivamente, en su época, los arquitectos suizos Luigi Snozzi, Livio Vacchini, Aurelio Galfetti y Mario Botta, enfrentados a un periodo de cambio radical en lo cultural, económico, social y político, adoptaron las herramientas del movimiento Moderno, integrando la herencia de la arquitectura tradicional, pero ampliando a su vez el entendimiento de la historia, el contexto, así como la cultura vernácula. En México, estas corrientes ejercieron especial influencia en el último cuarto del siglo XX.

Cuatro arquitectos del Tesino

La exposición Snozzi, Vacchini, Galfetti, Botta. Cuatro arquitectos del Tesino está compuesta por cuatro bloques temáticos: La escena tesinesa, que presenta una introducción al contexto y los arquitectos; Cuatro ideas analiza una serie de trabajos a partir de cuatro conceptos en los que se revela la vigencia de su actitud, ideas y propuestas.

Ecos ofrece una visión actual de cuatro obras vistas a través de la mirada del fotógrafo Simone Bossi y los versos del poeta Rosso Rota. Finalmente, en Cartas desde el Tesino integra la correspondencia entre diferentes arquitectos y arquitectas vinculados a estos arquitectos.

17798 GAL expos cuatro arquitectos del tesino sonidos del estudio mcedryfk. foto edgar ruiz
La directora del recinto, María del Sol Argüelles y el embajador de Suiza, Pietro Piffaretti, acompañados de los curadores Diego Calderón y José Silva, el fotógrafo Simone Bossi, y la agregada Laure Nashed

La curaduría de Diego Calderón y José Silva reúne una serie de fotografías, proyecciones y documentos que recorren la obra de estos cuatro arquitectos que contribuyeron a revolucionar el paisaje urbano y rural del Tesino, con imágenes que dialogan con la primera casa funcionalista que construyó Juan O’Gorman y que revela en su diseño el espíritu de la modernidad arquitectónica que marcó al siglo XX.

Diego Calderón es arquitecto por la Accademia di Architettura, Universita della Svizzera Italiana en Mendrisio, Suiza. Realizó un posgrado en práctica profesional por la London Metropolitan University. Co-director del estudio DF_DC con sede en Londres y Lugano desde 2016, y docente de proyectos y examinador profesional en la Kingston University de Londres desde 2016. Elegidos por el Best Architects Awards en Alemania en 2021 y 2022. Studio Leader en Porto Academy 2022.

José Silva Hernández-Gil es arquitecto y doctor por la ETSAM, Universidad Politécnica de Madrid. Es director de Foro Architectre, Madrid. Profesor de proyectos y de historia y teoría de la arquitectura en Kingston University de Londres, London Metropolitan University y Cambridge University. Su tesis doctoral, dedicada a la arquitectura de James Stirling, fue premiada en el concurso bienal de la Fundación Arquia y se encuentra en fase de edición para su publicación.

Simone Bossi es fotógrafo con formación en arquitectura afincado en Italia. Realizó estudios de arquitectura en Milán y Sevilla, además trabajó durante cinco años como arquitecto en Italia, Suiza y Países Bajos. Como fotógrafo autodidacta se centra en proyectos personales, además de encargos, principalmente en formato cinematográfico. Su obra se publica con regularidad en los principales sitios web y revistas de arquitectura.

Las exposiciones podrán ser visitadas a partir del 5 de mayo y hasta el 27 de agosto de 2023 en el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo. El horario del recinto es de martes a domingo de 10:00 a 17:30 horas. El costo del boleto es de 45 pesos; estudiantes, profesores y adultos mayores Inapam ingresan de manera gratuita. Los domingos la entrada es libre para todos.

Advertisement
Total
0
Shares
Previous Article

Anteproyectos de José Clemente Orozco ven la luz en el Museo de Bellas Artes

Next Article
Mujeres valientes

Lanza Spotify "Las mujeres Valientes: Guií Chanáa", primer pódcast en triqui y español

Related Posts
Total
0
Share