George orwell

El país de los silencios

Don Jodón, así le llamaremos a los encargados de encabezar estos gobiernos, está “cómodo” con el silencio, sabe que le temen, lo odian

La distopía de 1984 dejó de ser ficción para convertirse en una terrible realidad en muchos países. Sus habitantes no hablan, no escriben, sólo observan, padecen; evitan pensar su existencia misma, tienen miedo de que sus pensamientos se conviertan en murmullos y el vecino los escuche.

Don Jodón, así le llamaremos a los encargados de encabezar estos gobiernos, está “cómodo” con el silencio, sabe que le temen, lo odian. Su lucha diaria es tratando de controlar la palabra, el más peligroso de sus enemigos; de distintas formas tratan de acallarla, confiscan libros, cancelan cuentas en redes sociales, encarcelan a sus autores, amenazan a los escribanos, matan a los periodistas.

George orwell
Escena de la película ‘1984’.

La palabra combate, conforta, apoya, acompaña, levanta, solidariza. Por eso desde otras latitudes la cultura, la palabra, el arte, combaten para salvarlos, para salvarnos.

Llegar desde un país de los silencios, comenzar a escuchar su propia voz sin miedo, es dejar de normalizar una realidad. Despertar el coraje de la injusticia después de muchos años es tomar fuerza para volver a luchar, que esto no repita, aunque sea una última vez.

Por un mundo donde no tengan cabida los dictadores, la obediencia y el silencio.

país
Foto: @SafiyeSrn1
También te puede interesar:
Desobediencia, principal virtud del ‘Pinocho’ de Del Toro

George orwell

Total
0
Shares
Previous Article
Gustavo aceves

La política cultural, “inexistente, no se hace nada”: Gustavo Aceves

Next Article
hombre-falo

Hombre-falo: hallan escultura maya dual en Oxkintok

Related Posts
Michael Sledge Mi enemigo
Leer más

Mi Enemigo

¿Por qué el odio se siente tan bien? No se trataba de un simple malentendido que pudiera resolverse con empatía y diálogo sincero, y en el fondo yo no quería que lo fuera...
Total
0
Share