vlady

Colegio de San Ildefonso alberga muestra de Vlady

Diversas instituciones financiaron la investigación y curaduría, así como el préstamo, traslado y seguro de más de 200 obras y cuadernos del artista ruso-mexicano

El Antiguo Colegio de San Ildefonso alberga desde el 9 de septiembre pasado la exposición más completa hasta el momento del artista ruso-mexicano Vladimir Kibalchich Rusakov, mejor conocido  como Vlady, en el contexto de los festejos por el centenario del muralismo mexicano, que ese recinto universitario tiene varias de sus obras maestras.

Vlady. Revolución y disidencia reúne 300 obras de pequeño y gran formato producidas por el artista a lo largo de  su vida, que estarán expuesta hasta el 30 de abril de 2023.

La Universidad Autónoma de la Ciudad de México, a través del Centro Vlady y los curadores Araceli Ramírez y Claudio Albertani, así como Óscar Molina Palestina (del Centro de Enseñanza Para Extranjeros de la UNAM), propusieron al Mandato del Colegio de San Ildefonso esta exposición, financiando la investigación y curaduría, así como el préstamo, traslado y seguro de más de 200 obras y cuadernos personales del artista, entre la importantísima colección que resguarda el Centro Vlady, además de la elaboración del micrositio.vlady

Entre las piezas expuestas destacan obras pictóricas de gran formato emblemáticas en la producción del artista, como Tríptico Troskiano de 1967-1980, Reflejos de arquitectura futura de 1968 y las tres piezas que conforman La piel de los amantes chinos de 1967, pinturas pertenecientes al acervo del Museo de Arte Moderno, las cuales fueron restauradas por el Centro Nacional Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam) del Inbal para esta magna exhibición, así la importante pieza Las meninas caribeñas de 1979 y 16 obras en papel de su acervo.

La Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada de la SHCP, que resguarda la obra mural Las revoluciones y los elementos (creada entre 1973 y 1982 y realizada sobre una superficie aproximada de 2 mil metros cuadrados, considerada la obra cumbre muralística de Vlady), que da cuenta de las diversas expresiones sociales, religiosas, filosóficas y eróticas de la humanidad que transformaron a la sociedad mexicana de aquella época, se une a la exposición.

En tal sentido y con el fin de que esta pieza excepcional del muralismo mexicano sea conocida por el público, los últimos jueves de cada mes durante el tiempo de exposición (septiembre 2022-abril 2023), en un horario de 16:00 a 17:00 horas, se realizarán visitas guiadas por parte del personal de la BMLT, con el objetivo de difundir la historia y características de la obra, así como algunos pasajes biográficos de este reconocido creador.vlady

Vladimir Kibalchich Rusakov (Petrogrado, 1920 – Cuernavaca, 2005) perteneció a diferentes mundos y a varias épocas: al siglo XX, en primer lugar, pero también al XIX, por la herencia familiar (su padre fue el escritor Víctor Serge, perseguido por el estalinismo). Fue sucesivamente figurativo, abstracto y luego otra vez figurativo, sin dejar de tener un toque surrealista. Experimentó mucho, usó todas las técnicas a su alcance, fabricó sus propios colores, devoró volúmenes de literatura sobre arte y caminó kilómetros de museos en tres continentes.

La exposición muestra el trabajo introspectivo del artista ruso-mexicano y revela el proceso creativo de una obra original, repleta de alegorías, símbolos que requieren descifrarse. Se compone de lienzos de gran formato y obras nunca exhibidas o poco conocidas, junto a cuadernos, bocetos y dibujos, en gran parte pertenecientes al acervo del Centro Vlady de la UACM.

La exposición está articulada en cinco secciones: I. Revolución y disidencia; II. Vlady íntimo; III. Pasiones artísticas; IV. Muralista y V. Poder y violencia.

El nombre de la muestra deriva de la primera parte de la retrospectiva del gran legado de Vlady, ya que aborda dos temas presentes en la mayor parte de su obra. Por un lado, la revolución, particularmente la rusa, con su utopía, logros y fracasos; por otro lado, la disidencia, la capacidad de criticar, objetar y rechazar la doctrina oficial.

El ejemplo principal es el Tríptico Trotskiano, obra integrada por tres lienzos de gran formato: Magiografía bolchevique (1967), Viena 19 (1973) y el El instante (1980). El tríptico es presentado junto a cuadernos, grabados y bocetos que dan cuenta de la creación de una iconografía propia y, en gran parte, oculta. El Trotsky de Vlady, más que un personaje histórico, es un héroe mítico que simboliza la lucha por preservar el espíritu original de la revolución.vlady

También te puede interesar:
Restaura INAH obra de arte del cuerpo de bomberos

Total
1
Shares
Previous Article
la gaviota

'La gaviota', un Chéjov para todo el público en foro Contigo América

Next Article
nebulosa

'Nebulosa', la instalación pictórica que mezcla astronomía y arte

Related Posts
Total
1
Share