De Foreigner a Boston, banquete con los íconos del rock clásico

Una selección de héroes del rock se reunió en la Arena Ciudad de México para echar el reloj musical tres y hasta cuatro décadas atrás
Icons of Classic Rock en la Arena Ciudad de México
Icons of Classic Rock en la Arena Ciudad de México

La banda salió al escenario. Batería, bajo y dos guitarras comenzaron la noche con un sonido que invitaba a la creación de un monstruo. Se trataba de la rola “Frankenstein” (Edgar Winter Group), con la que abría la velada a la que había convocado Icons of Classic Rock.

Tres vocalistas, dos mujeres y un hombre van tejiendo la llegada de la primera personalidad del show.

Al entarimado se presentó el escocés Alex Ligertwood, quien fuera el vocalista principal de Santana en la década de los ochenta. “All I Ever Wanted”, “You Know That I Love you” y “Winning” prepararon el terreno para “Black Magic Woman” y cierre del set con “Oye cómo va”.

Si bien es cierto que la Arena Ciudad de México registró una muy baja entrada, los aproximadamente 3 mil espectadores que acudieron a la cita se dejaban escuchar como si el recinto estuviera copado.

 

 

Así, tocó el turno a Wally Palmar, fundador en 1977 y vocalista de The Romantics, quien evocó aquellos ayeres cuando al iniciar la banda usaba copetes extravagantes para simular que estaban instalados en los cincuenta.

Guitarra en mano inició con “Rock you Up”, para después rifarse con “Talking in Your Sleep” y “What I Like About you”, quizá las dos rolas más conocidas de la agrupación, y rematar con “One in a Million” y “When I Look in Your Eyes”, a lo que el público respondió con una gran ovación.

Ahora había que subir un poco el tono y por ello Dave Bickler, quien fuera el vocalista de Survivor, se presentó para recordar que esta asociación musical también fue parte del éxito de Rocky.

Delgado, sin otro objetivo que hacer de su participación una de las mejores, inició con “Children of the Night” y para finalizar lanzó una primera pieza de aquel italoestadunidense de clase baja que cobra los créditos de un prestamista de Filadelfia y que el tiempo lo convirtió en el mejor pugilista de su peso: “Burning Heart”.

Continuaría con “I Can’t Hold Back” para regresar a aquel tema que ha durado en toda la saga de un tal Balboa: “Eye of the Tiger”, y culminar con “The Search is Over”.

El tiempo ahora era para Johnny Edwards, ex vocalista y guitarrista de Foreigner en la década de los noventa del siglo pasado.

Con instrumento en mano, ataviado de blanco y con gorra, inició su set con “Cold as Ice” para seguir con una de las rolas más coreadas por el respetable: “Waiting for a Girl Like you”, después de reventarse “Head Game”, volver a la gran ovación con “I Want to Know What Love is” y cerrar con “Blue Morning, Blue Day”.

 

ICON CLASSIC ROCK WEB 960X620 11zon

 

A manera de intermedio, el corista hombre bajó de entarimado puesto al costado derecho de la banda y comenzó a lanzar “Don’t Stop Believin’” de Journey, lo que le abrió la puerta a una de las dos vocalistas para interpretar con una poderosa voz “Barracuda”, de Heart.

Ahora había que dejar a Paul Shortino, quien fuera vocalista de Quiet Riot en 1988 y con quienes lanzó el álbum homónimo de la banda.

Para no dar largas comenzó con “Cum on Feel the Noize” y completó su set con “Stay With me Tonight”, “Callin’ the Shots”, “Run to you” y “I’m Fallin”.

Ahora era el turno de Dave Evans, vocalista y fundador en 1977 de AC/DC, quien calentó a la concurrencia con “Thunderstruck”, después “Highway to Hell” y no dejó sentarse a los melómanos con “Girls got Rhythm”, “Can I sit Next to you Girl” y “Rockin’ in the Parlour”.

Así arribó el último ícono, Fran Cosmo, vocalista y guitarrista de Boston, quien de manera “relajada” comenzó con “Rock and Roll Band”, ofreció “Feelin’ Satisfied”, luego un gran clásico: “More Than a Feeling”, rematando con “Don’t Look Back” y “A man I’ll Never be”.

El gran final llegó con “That’s the way I Wanna Rock ‘N’ Roll”, en donde todos íconos se reunieron en el escenario y dieron su toque espacial a la rola con todo y gaita.

Bien decía el promo del show: “No es un tributo…”, y así es, simple y sencillamente son las rolas que en su momento cantaron cada uno de ellos en sus bandas y que hoy se las traen a nuevas generaciones.

 

 

Advertisement
Total
0
Shares
Previous Article
Festival de Cine Europeo

"La niña tranquila" abre festival europeo en Cineteca Nacional

Next Article
Heidi Kühn es la fundadora y directora ejecutiva de la organización humanitaria sin fines de lucro “Roots of Peace” (raíces de paz), que se dedica a transformar campos de minas en tierras agrícolas. (© Roots of Peace)

Una croata convierte minas en viñas

Related Posts
Total
0
Share