La historia de Tlaxcala

Historia de Tlaxcala en mural que tardó 40 años en terminarse

La obra de 450 metros cuadrados fue pintada por Desiderio Hernández Xochitiotzin, cuya técnica está al nivel de Diego Rivera, Clemente Orozco o Alfaro Siqueiros

La historia de Tlaxcala y su contribución a lo mexicano a través de los tiempos, una de las obras más importantes del movimiento artístico que distinguió al país en el plano mundial —el muralismo mexicano— se encuentra en los muros del Palacio de Gobierno de la ciudad de Tlaxcala.

Esta obra es única no sólo por sus grandes dimensiones, que abarcan más de 450 metros cuadrados de muros, sino que en sí misma es una proeza individual del maestro Desiderio Hernández Xochitiotzin, quien desde 1956 hasta 2001 pintó la mayor parte de escenas que plasman la historia de un territorio considerado la cuna del mestizaje en México.

Leopoldo Gamboa, experto en la obra, detalló que cada vez hay mayor reconocimiento internacional hacia este mural cuya técnica, al igual que la de los prestigiosos Diego Rivera, José Clemente Orozco o David Alfaro Siqueiros, es al fresco, es decir, yeso húmedo en los muros a los que Desiderio aplicó materiales naturales –como minerales, baba de nopal, cemento Portland–, pero también pudo usar pinturas acrílicas.

“Pudo hacer composiciones que dotaron de una mayor viveza en sus colores y al mismo tiempo una mayor resistencia”.

Desiderio Hernández Xochitiotzin, nacido en Tlacatecpac, Tlaxcala, en 1922, desde los 19 años convivió con Gerardo Murillo, Doctor Atl, quien fundó el movimiento muralista en México en los tiempos del secretario de Educación José Vasconcelos, impulsor de artistas en tiempo posrevolucionarios.La historia de Tlaxcala

Pupilo del Doctor Atl y contertulio de Frida Khalo y Diego Rivera, el joven Desiderio pudo hacer composiciones a semejanza de su maestro: moliendo minerales adecuados a las condiciones en Tlaxcala, cuyo ambiente hace muy difícil la pintura al óleo y materiales derivados de vegetales y animales.

Los grabados, pinturas y reproducciones de sus murales han sido expuestos en importantes foros como el Museo del Vaticano, universidades de La Sorbona, Estocolmo o Harvard y más recientemente en el Complejo Cultural Los Pinos.

El mural La historia de Tlaxcala

A diferencia de las obras de Rivera, Orozco y Alfaro Siqueiros, los frescos de Desiderio Hernández no pretendieron mostrar contenidos ideológicos, sino que representan un recorrido de lo que él llamo la tlaxcaltequidad.

“Más que una lección de historia, es una obra didáctica, que tiene su pequeño porcentaje interpretativo, sí, pero que enseña a la gente quiénes fueron algunos de los personajes históricos, las deidades y los símbolos, con 70 por ciento de historia tlaxcalteca y 30 por ciento de historia nacional.

“No es como un libro de texto, pero sí una obra muy accesible, un discurso iconográfico y didáctico”, explicó el experto.

Por su magnitud, la obra suele ser vista por fragmentos, algunos estudios la dividen en 24 partes, otros prefieren hacerlo en cuatro grandes bloques: Tlaxcala prehispánica; La Conquista; El siglo de oro tlaxcalteca, y del Siglo de las Luces al Porfirismo.La historia de Tlaxcala

Pero como gustaba de hacerlo el propio autor Desiderio, se sugiere que se divida simplemente en dos: la planta baja, que comprende la época prehispánica desde el inicio de la migración de los tlaxcaltecas hasta antes de la llegada de los españoles, y una segunda que empieza en el cubo de la escalera, la cual relata la llegada de los europeos hasta el periodo porfirista.

El mural deslumbra por los miles de detalles, la profunda investigación histórica del maestro Desiderio para retratar las usanzas, cosmogonía y eventos que sucedieron en la vida prehispánica, la alianza entre españoles y los señoríos tlaxcaltecas en su guerra contra el imperio Mexica.

Así como, el gran tianguis de Ocotelulco, las imágenes de la Llorona, Hernán Cortés y doña Marina, el caudillo Xicohténcatl y el destacado Tlahuicole más otros guerreros con penachos y escudos, el dios de la guerra Camaxtli, el uso del maíz y del maguey, la llegada de Quetzalcóatl, la presencia del clero católico y documentos de la Independencia.

“Artista que no despierta polémica se queda en el anonimato”, sostiene Leopoldo Gamboa, quien desde hace 15 años da recorridos por el mural.

Los visitantes puedan disfrutar la magnificencia de este trabajo sin restricciones, desde las 10:00 a las 17:00 horas todos los días, incluso los festivos. La capital tlaxcalteca está a 1.4 horas de Ciudad de México y a media hora de Puebla.La historia de Tlaxcala

También te puede interesar:
Gustavo Villegas presenta obras inspiradas en el terremoto de 2017

Total
17
Shares
Previous Article
openAI

Microsoft aumenta inversión en inteligencia artificial de uso gratuito

Next Article
premios oscar

'Everything Everywhere All at Once' logra 11 nominaciones al Oscar

Related Posts
Total
17
Share