Marjane Satrapi: de ‘Persépolis’ a ‘Madame Curie’

Con su obra previa consiguió que se hablara de la Revolución iraní como una experiencia de vida
Menstruación: abrir la mente a lo normal
Menstruación: abrir la mente a lo normal

El 15 de abril llegó a la plataforma de Netflix la película Madame Curie, una biografía de la famosa científica polaca nacionalizada francesa que ya había sido estrenada en Amazon Prime Video con el título Radioactive. La ocasión da pretexto para hablar de la directora de la cinta, Marjane Satrapi, cuya historia de vida —migrante iraní radicada en París– quizá pueda explicar por qué le tocó retratar a la célebre premio Nobel.

Satrapi nació en 1969 en Rasht, Irán. De niña se vio obligada a dejar de asistir al Liceo Francés cuando el régimen prohibió las escuelas bilingües. Pero en 1984, cuando tenía 14 años, sus padres decidieron enviarla a estudiar al liceo de Viena, para lograr que evadiera el régimen teocrático y opresor de su país. A pesar de no conocer alemán, se le envió a Austria, pues era más sencillo conseguir una visa ahí que para Francia.

También te puede interesar: Netflix en modo México con tres series

Si bien regresó a Irán para estudiar Bellas Artes, después decidió marcharse a Francia y desde entonces reside en París. Es precisamente ahí donde conoció a David B., un dibujante de cómic, y creó una historieta en la que refleja sus vivencias y su visión de la sociedad iraní. Así surgió a finales de 2000 la serie autobiográfica Persépolis.Madame Curie

La novela gráfica está históricamente situada hacia el final de la década de los setenta, justo en la transición que pone fin al régimen del Sha para dar paso a la República Islámica, con el ascenso del ampliamente conocido como Ayatola Jomeini.

Llevada al cine en 2007, Persépolis rompe con la fantasía de que toda mujer de Medio Oriente en automático es feliz en el mundo occidental y que en el oriental todas son sumisas y felices, sin ser subversivas a las imposiciones. Como consignaron las reseñas en su momento, la cinta animada rompió los estereotipos cinematográficos.

Pues en Persépolis vemos precisamente lo contrario: una adolescente arrancada de su identidad cultural, donde si bien las mujeres no usamos velo, sí está presente el de la ignorancia reflejada en la xenofobia. El eurocentrismo palpable termina por hacerla regresar a Irán, para ahora tampoco ser la misma que partió y ser una disidente y participar en fiestas, rebeliones y eventos prohibidos por el régimen.

Madame Curie
La cinta Madame Curie se encuentra en la plataforma Netflix

Bien podríamos hacer una alegoría de Marjane con el hombre prisionero del que nos habla Platón en el mito de la caverna. con aquel prisionero que consigue liberarse de sus cadenas y comienza a ascender. Éste observa la luz del fuego más allá del muro, cuyo resplandor le ciega y casi le hace volver a la oscuridad. Poco a poco, el hombre liberado se acostumbra a la luz del fuego y, con cierta dificultad, decide avanzar.

Y así es Marjane, quien decide regresar a Europa, pero ahora a Francia. Donde, entendiendo que cuando uno sale de la caverna y ve la luz, no puede volver a la oscuridad.

Con su obra previa Persépolis, la hoy biógrafa de Marie Curie consiguió que se hablara de la Revolución iraní no como un tema de estudio propio de historiadores, sino como una experiencia de vida en primera persona y de forma popular. La historia como historieta… y como catarsis. Brutalmente directa y deliciosamente reveladora.

Total
1
Shares
Previous Article
Darío Aguilar Peregrina

Darío Aguilar Peregrina conquista EU con su saga 'Huracanes 2007'

Next Article
Ripstein, Costa-Gavras, Cineteca, Carrière, premios oscar

'El gran cuento de los osos': al cine, las voces de Buzzati, Carrière y Camilleri

Related Posts
Total
1
Share