Hernán Cortés

Un Caballero de Chipre confundido con Hernán Cortés

La obra que será ofrecida por Morton Subastas tiene un precio de salida de entre 500 mil y 700 mil pesos

Una pintura de 400 años de antigüedad, en la que aparece un hombre con barba y al fondo se puede ver una pirámide, llegó a México para ser subastada por Morton Subastas.

La consignante, una mujer de origen alemán y radicada en Múnich, vivió con esta herencia segura de que se trataba de un retrato de Hernán Cortés, conquistador español del territorio ocupado hoy por México. Cuando ella decide ponerla a la venta, busca que sea en América al considerar que el contexto daría mayor interés a una extraordinaria obra como la suya. Presentó un estudio previo de un investigador alemán, que aparentemente le ratificó su sospecha, aunque en el informe entregado a ella existían inconsistencias, como el manejo de la cultura inca como sinónimo de la azteca.

También te puede interesar: Subastarán obra de Alejandro Jodorowsky valuada en 60 mil pesos

Al ser recibida por los especialistas de Morton Subastas en París, la calidad técnica, la antigüedad y la hermosura de la pieza fueron las primeras razones para tomarla en consignación y aplicar el protocolo de investigación para las obras que se reciben, el cual tiene como objetivo dar certidumbre al origen, época e historia de las obras.

Se formó un equipo multidisciplinario que realizó un exhaustivo estudio científico, en términos de características de los materiales, época, restauraciones y técnica. Así como en términos iconográficos, que consistió en un análisis de todas las pistas que aparecen visualmente en la pintura. El cetro o bengala, el medallón, la rampa de la pirámide y el mapa en la mesa fueron exhaustivamente observados en un trabajo de tiempo completo por casi un mes, en el que participaron historiadores del arte, químicos y restauradores en ambos continentes.Morton Subastas

Descubrieron que, aunque el personaje es parecido físicamente a la descripción histórica de Hernán Cortés, el resto de los elementos no corresponde a la iconografía de la Conquista de México. En realidad, se trata de Francesco Barbaro, un gobernante de Chipre, de origen italiano, sepultado en Venecia y que vivió entre 1390-1454. El diplomático, humanista y militar tenía relaciones comerciales con Egipto, por lo que la pirámide no es mesoamericana, sino egipcia. Ésta fue la primera pista para dudar que fuera Cortés, pues la iconografía de las pirámides prehispánicas no correspondía a la presentada en el cuadro, aunque podía existir una confusión por parte del autor de la obra, algo que sucedía comunmente en la época al no tener referencias visuales de lo que en su momento denominaron como “el nuevo mundo”.

Fueron concluyentes las observaciones al escudo de armas del cetro, que muestra la pertenencia a una orden de caballería, denominada Orden de la Espada, ubicada en Chipre y alineada al Vaticano, con la que nunca tuvo relación el conquistador español. También el mapa que se encuentra entre sus manos, donde figura una planta urbana, bastionada y circular en forma de estrella.

Todo apunta, pues, a que el retrato que por mucho tiempo se pensó se trataba de Cortes es en realidad Barbaro, congruente con el estilo de pintura, que es veneciano y él tiene allí su origen. No hay referencias de la existencia de ningún otro retrato de Barbaro, por lo que la pieza constituye un elemento clave en la historia y patrimonio chipriota, eminentemente perdido hoy en día. Morton Subastas

La investigación ratificó lo más evidente: la calidad técnica, la buena conservación y la belleza de la obra. Fue valuada entre 500 mil y 700 mil pesos.

Resulta fascinante que gracias al trabajo de investigación riguroso de la casa de subastas se llegue a conclusiones importantes de la Historia universal. Se redescubran piezas con cuatro siglos de antigüedad y sea posible con ello dar pie al próximo paso del trayecto de su historia.

¿Cuántas vicisitudes ha tenido que pasar esta obra de 92 por 82 centímetros? Entre viajes, confusiones, investigaciones y muros en todo este tiempo, ¡aún queda por descubrir!

La obra será ofrecida en la próxima subasta de antigüedades Pinceles y costumbres de México, el miércoles 14 de abril 2021 a las cinco de la tarde.

Morton Subastas
Imagen del supuesto cuadro de Hernán Cortés

Los interesados pueden comprarla en línea por www.mortonsubastas.com con oferta en ausencia o al teléfono.

Total
19
Shares
Previous Article
Bernard Noël

La obra abundante, inspirada y reflexiva de Bernard Noël

Next Article
Sanxingdui

Sanxingdui y Maya, similitudes a través del tiempo y el espacio

Related Posts
Total
19
Share