Rockotitlán: la travesía a Miramontes

En su mejor momento, Rocko tuvo un sello discográfico, produciendo 35 álbumes de gran calidad
wendy's, Rockotitlán

Escribe Tony Méndez: “Rockotitlán comenzó con el pie derecho: desde el principio ya funcionaba como un negocio formal, digamos que fue como uno de los hijos prodigios de la Rockola, ya que mejoró muchas cuestiones de operación y concepto, pero, sobre todo, continuó apoyando grupos de música original en español. Abrió sus puertas a músicos, artistas, público y banda creativa, innovadora, revolucionaria y propositiva en busca de experiencias nuevas y reales, interesándose especialmente en el rescate de la cultura y en el arte mexica, o sea, en lo hecho acá”.

Aquel estacionamiento

Desde el barandal de la terraza de Rockotitlán se alcanzaba a ver la entrada del lúgubre estacionamiento que estaba enfrentito de las rampas para subir “a su antro…” (Fernando Arau dixit). Más allá se distinguía la silueta de la Plaza México, pero, obvio, el ambiente estaba dentro de Rocko: la barra repleta de clientes y los gritos para pedir una bebida eran perfectamente audibles, tanto que se escuchaba cuando alguien pedía ¡un refresco!

En una de esas noches rockotitlanezcas Jaime López se presentó con un proyecto llamado Las Luzbelas. Norma López y Eva Garduño era la contundente base rítmica femenina que apoyaba al autor de “La chilanga banda” en clásicas rolas como “La 1ª. Calle de la Soledad”, “Caite cadáver” y “Tengo la edad del rocanrol” (hay un video de Las Luzbelas en un programa de tv). Al terminar la presentación de Las Luzbelas, salimos ipso facto, o sea, hechos la chingada para alcanzar abierto el estacionamiento famoso. Saliendo, uno de los que iban con nosotros dio un paso para bajar de la banqueta y un carro lo golpeó en una pierna. Terminamos en Ortopedia para que enyesaran al fracturado y a las dos semanas ya estábamos en Rocko. Mi cuate con muletas, claro.

Los años noventa

Toma la palabra el bajista de Kerigma: “Por segunda ocasión el antro se levanta y se hace necesaria la primera remodelación. Esta vez corre a cargo del artista plástico Gerardo Montagno, teniendo como imagen principal el mural maravilloso de la fama del rock mexicano, del cual, desgraciadamente, quedan pocas fotos. Fue inaugurado el 1 de diciembre de 1990 y estaban retratadas algunas personalidades destacadas como Lalo Tex (Tex Tex), Rocco Pachucote (Maldita Vecindad), Piro Pendas (Ritmo Peligroso), Ricardo Ochoa (Comrock), Raúl Greñas (Luzbel), Huberto Acosta (Neón), Cala Villa (Rostros Ocultos), Cecilia Toussaint, Saúl Hernández (Caifanes), Eulalio Cervantes Sax (recién fallecido, de Maldita Vecindad), Sergio Silva (Kerigma), Arturo Huizar (Luzbel), Alfonso André (Caifanes), Fernando Díaz Corona (Amantes de Lola), Marcelo Aramburu (Ritmo Peligroso), Alex Lora (El Tri), Guillermo Briseño, Kazz (Amantes de Lola), Jorge Reyes (Chac Mool), Leonardo de Lozanne (Fobia), Lino Nava (La Lupita), Jarris Margalis (Ninot, Jaguares), Enric Rodamilans (Ninot), Sergio Arau (Botellita de Jerez), Poncho Figueroa (Santa Sabina), Kenny Avilés (Kenny y los Eléctricos), Paco Huidobro (Fobia), Rita Guerrero (Santa Sabina), Rubén Albarrán (Café Tacvba), Víctor Valdobinos (Iconoclasta), Paco Barrios (Botellita de Jerez), Sergio Santa Cruz (Neón) y Tony Méndez (Kerigma Rockotitlan)”.

Gerardo Montagno resume: “Primero fui el nuevo diseñador del concepto y acabé siendo el programador y negociador de muchas cosas”. Por cierto, Montagno nos facilitó las fotos del mural que acompañan este texto.

Rockotitlán
El artista plástico Gerardo Montagno, quien hizo el mural.

Tony prosigue: “Por esa época, la banda, el público, ni nosotros nos imaginamos que esto, más adelante, se convertiría en el semillero de bandas más grande en la historia moderna de la música mexicana y que se generaría el gran boom; me refiero al famoso rock mexicano, gracias a la herencia y experiencia que nos legaron todos las bandas y artistas de las décadas anteriores, quienes se esforzaron por tener un nivel chido, tanto en lo creativo como en lo técnico, y que entre otras cosas nos mostraron cómo defendieron y apoyaron sus expresiones artísticas y se aferraron, a pesar del bloqueo abierto que recibieron por diversos círculos sociales, principalmente la industria discográfica y de los medios masivos de comunicación, Telerrisa y otros; para colmo, también de políticos, judiciales, seguridad nacional y hasta militares. Y unos, a sabiendas y otros sin saberlo, estuvieron negando el desarrollo de un enorme caudal artístico mexicano que hasta la fecha ha generado miles de millones de dólares”.

Reporteros en Rockotitlán

La terraza fue un lugar ideal para entrevistar a músicos. Ese sitio o cualquier espacio de Rockotitlán eran buenos para las fotos. Quedaron registradas charlas, crónicas, notas y fotografías de reporteros como Gustavo Oso Munguía, José Luis Pluma, Jesús Tepepan, Víctor Manuel Alatorre, Eduardo Leduc y las placas de los fotógrafos Juan Luis Camarillo, Ramón Montoya, José Luis Velasco y Alberto Toca Toca Ramírez. Los archivos guardan voces e imágenes de músicos de todos calibres: Santa Sabina, Caifanes, Los Mismísimos Ángeles, Juguete Rabioso, los Tex Tex, Kerigma, Arturo Huizar, Angélica Infante, Alquimia, Paco Gruexxo, El Tri, Real de Catorce, Jaime López y Nona McGregor.

Rockotitlán
Cartel de Rockotitlán en 1988.

Estadísticas

En tres lustros de existencia Rockotitlán sentó precedentes en diversos aspectos. Fue punto de reunión de artistas de diferentes disciplinas, organizó diversas actividades y produjo concursos para dar a conocer nuevas agrupaciones: La Batalla de las Bandas, Metalaria y otros más para escuelas de música y universidades. Tony Méndez detalla: “En todos esos años hubo 4 mil presentaciones con diversos artistas de rock, nacionales e internacionales, presentándose continuamente bandas como El Tri, Control Machete, Resorte, La Cuca, Genitallica, Azul Violeta, Pito Pérez, La Dosis, Radio Kaos, Nata, Zurdok, Zoé, Druidas, Hocico, Inspector, Panteón Rococó, Los de Abajo, Salón Victoria, La Matatena, La Parranda Magna y La Tremenda Korte. De Centroamérica y Sudamérica Charly García, A.N.I.M.A.L., Ataque 77, Illya Kuryaky and The Valderramas, Babasónicos, Cabezones, Desorden Público, Todos tus Muertos, Rata Blanca, Bersuit Vergarabat, Catupecu Machu, Mosca Tze Tze, Enanitos Verdes, Angra, Man Ray, Los Calcetines, Tu Otro Yo, Los Tres, La Ley, Pedro Suárez Vértiz, Síntesis, Havana, Paro K. De España, Héroes del Silencio, Ángeles del Infierno, Celtas Cortos, Toreros Muertos, Corcovado y La Polla Records. De EU Testament, L. A. Guns, Quiet Riot, Slaughter, Agnostic Front, Human Drama, Pastilla, Dr. Jack y Rusty Eye. De Europa vinieron Eric Burdon, London After Midnight, Christian Death, Rotting Christ, Mephisto Waltz y Blind Passengers, por sólo mencionar a algunos.

“Rockotitlán desarrolló además un sello discográfico, produciendo 35 álbumes en su catálogo y gracias a su gran calidad, es la única independiente en la historia mundial que logró firmar y distribuir simultáneamente con las compañías de música trasnacionales más grandes del mundo: Warner Music y Sony Music. Discos Rockotitlán hizo producciones de artistas que se desarrollaron en Rocko, como Kerigma, Sergio Arau, Luzbel, Guillotina, Rostros Ocultos, Consumatum Est, Ansia, Síntesis (Cuba), Sistema, El Juguete Rabioso, Makina, Raxas, Branda, Mango Go, Insignia, Crista Galli, Los Necios, El Clan, Lenguas Muertas, Psicodencia, Aquelarre, Epitafio, Campo Santo, La Concepción de la Luna, Funkswagen, El cuerpo de Cristina y la Divina Comedia, e incluso se produjo al gran brujo Javier Bátiz y otros.”

Rockotitlán
En la imagen Caifanes y Los Mismísimos Ángeles, grupo de Sergio Arau cuando salió de Botellita, en la bodega de Rockotitlán donde se guardaban las chelas.

Miramontes

Quienes visitaron Rocko en su nuevo domicilio se encontraron con un lugar espacioso y amplio escenario. Tony relata: “Derivado del gran éxito constante durante más de año y medio de trabajo, en diciembre de 1999 decidimos hacer una gran remodelación y ampliación que uniera el antro con el balcón, con anuencia del dueño, pero cuando tiramos todo el local nos demandaron sin decirnos y terminó la etapa de Rockotitlán Insurgentes 953. En 2001 nos cambiamos a Coyoacán, en avenida Miramontes 2640, a un lugar gigante, pues el anterior era de 600 metros y ahora disponíamos de 2 mil 400 metros de terreno y dos niveles; como socia y programadora estaba Edith Beyruti, baterista de Aurora y la Academia, y junto con Raúl Contreras retomamos el toro por los cuernos y logramos que Rockotitlán tuviera otro gran ciclo, una vez más con el concepto creativo Mexhika Rockanrolero, que pensamos es el más importante de la historia musical de México… aunque económicamente no logramos levantar el vuelo…”

Rockotitlán
Sergio Arau, creador del concepto Rockotitlán.

Hay que recordar que personajes como Alejandro Lora con El Tri y Kenny con sus Eléctricos acudieron en apoyo de Rocko, presentándose en dos conciertos para recaudar fondos, pero ni así.

“Recientemente, en 2020, comenzamos con distribución digital en todas las plataformas de los discos clásicos y nuevas producciones, lo que permite a muchos artistas la oportunidad de que se merque todo el material que produzcan a través de un excelente sitio que representa a una parte del rock mexicano y abre sus puertas a las nuevas bandas. El arte, la creatividad, el intelecto y las almas no tienen cárceles ni fronteras. Respeta y vive libre, en paz y amor”, establece a manera de hasta luego Tony Méndez, Toxhtli Men.

Total
28
Shares
Previous Article
mural

Agrícolas peruanos hallaron mural de 3,200 años de antigüedad

Next Article
momias

Egipto traslada 22 momias faraónicas a nuevo museo con majestuoso “desfile dorado”

Related Posts
Total
28
Share