jorge almazan

Cuando Chabelo metió a los reporteros a la ‘Katafixia’

Aquel 8 de junio de 2004, Xavier López estaba de plácemes; y cómo no, si la Real Academia de la Lengua analizaba incluir la palabra ‘Katafixia’ en su diccionario

No me gusta redactar en primera persona, pero en esta ocasión lo haré porque he conocido a mucha gente que tuvo la oportunidad de ir a la grabación de un programa En familia.

El 8 de junio de 2004, el buen Xavier López, ese pequeño gran hombre que igual fue Chabelo Olsen, Pujitos, Gigo y hasta el Hijo Panda, Glup o El Cuñado en La carabina de Ambrosio, tuvo a bien citar a los representantes de los medios de comunicación a la Carpa Geodésica para presentar su nuevo álbum.

Ahí estaban compañeras y compañeros entrañables como Claudia Contreras (El Gráfico), Vicente Gutiérrez (El Economista), Solange García (El Universal), Carmen Sánchez (Diario Monitor), Victoria Martínez (Crónica), Rosario Reyes (El Financiero), Fabián Arellano (Ovaciones), Juan Carlos García (Reforma), Cecilia Rivera (Tercer Mundo) y los que ya han partido: Arturo Cruz (La Jornada), Félix Zúñiga (Esto) y Roberto Camacho (unomásuno).

Ese día Xavier, el hombre que “katafixió su madurez por la vida de un niño”, habló como nunca lo había hecho ante los reporteros. Todas las notas de los compañeros salieron al día siguiente, aún no existía la estupidez mental de creer que inmediatez mata precisión, es decir, mejor dar la nota exacta que ganar la nota sin corroborar.

El actor, productor, conductor y cantante partió a los 88 años el pasado sábado y esta es la nota que publicó Excélsior el 9 de junio de 2004 y en la cual se plasmaron las declaraciones de Xavier, en aquel encerrón con Chabelo.chabelo ok

***

Ese robusto hombre que antes laboró como vendedor de cigarros en el hipódromo y vendió huevos de casa en casa, consiguió en 1954 ser jefe de piso de Televicentro. Para ese entonces, el locutor Ramiro Gamboa se encontraba en un gran problema, pues había programado un cuento en el que se necesitaba la voz de un infante.

Xavier López pidió la oportunidad de interpretar, según la historia, a ese pequeño que se llamaba Chabelo, personaje que 50 años después sigue como “El amigo de todos los niños”.

“Jamás he tratado de ser consejero ni educador, eso tiene una base que se llaman papá y mamá. Chabelo sólo trata de divertir a los niños. En ocasiones quisiera ser eterno, pero como no se puede, sólo pido que Dios me dé la sensibilidad para cuando él o el público quisieran que me vaya.”

Ahí estaba frente a los representantes de los medios de comunicación, en ocasiones con la voz ronca de Xavier López, en ocasiones con ese dulce tono que cada domingo saca a relucir en el foro de Televisa junto a sus inseparables pantaloncillos cortos.

Ese hombre que laboraría al lado del Tío Gamboín durante algunos años era tajante en sus aseveraciones, quizá por eso ese niño de 13 años que ha llevado consigo desde hace medio siglo así lo determinaba, pues a final de cuentas la inocencia de un peque es más fuerte que el carácter de un adulto.

“En ese mundo tan cambiante es necesario buscar apoyar los valores humanos, sobre todo ahora que éstos reciben información por todas partes; por ello hay que defenderlos de la agresión a la que son sometidos, sobre todo de la televisión, ya que por desgracia lo que ven no es mexicano, de hecho, ni siquiera lo que les gusta, sino lo que les dan”, explicó.

En ese sentido, ese pequeño gran personaje reflexionó respecto a cuando un peque desea ser grande para gozar de privilegios: “Estoy convencido de que ser niño es la mejor etapa de la vida, porque se es sencillo, claro, transparente, puro… diáfano”.

Fue entonces que Xavier opinó: “Mi escuela, mi universidad, han sido la actuación y la vida, observar a los niños me ha demostrado que, pese al paso del tiempo y las generaciones, ellos son los mismos, los que cambian son los medios de comunicación, y ello provoca que estos sean aplastados por tanto material que se les da y no creo que me alcance la vida para utilizar todas mis herramientas y demostrarlo”.

También aceptó que es difícil luchar contra el comercio en que se ha transformado el divertimento infantil, “los envuelve con la televisión y ahí es donde se pierden los valores, los padres de familia deben recordar que no deben coartar la libertad de sus hijos, pero sí guiarlos, porque eso de que todos tenemos un niño dentro no es cierto, ese privilegio sólo lo tiene una mujer embarazada”.

chabelo
Foto: Arturo Durán

Y llegó la “Katafixia”

Chabelo estaba de plácemes. Y cómo no, si su álbum número 33, “o algo así”, ya está en el mercado. Además, porque según él la palabra “katafixia” se ha puesto a consideración ante la Real Academia de la Lengua para que sea incluida en el diccionario.

“No quiero pecar de modesto, pero sí, efectivamente me han informado que en poco tiempo será aceptada”, apuntó.

En cuanto a su material fonográfico, en el cual se titula Katafixia, Chabelo subrayó que “se trata de la culminación de un deseo donde pretendo que los pequeñines pasen un rato agradable con mis canciones. No existe pretensión de vender millones de copias, sino que puede escucharse en cualquier temporada del año”.

De su contenido, Xavier adujo que se hizo con todo el respeto que merece el público infantil, “pues desgraciadamente cuando se trata de productos para niños se hace al aventón, siendo que deben ser la mayor calidad. Y este tiene, además, sensibilidad”.

Antes de concluir la charla, Xavier López reveló cuál es el origen de “katafixia”: “Hace algunos años, el que para mí fue y es el mejor cómico de este país, don Germán Valdés, sus hermanos y un servidor creamos un idioma marciano cuando estaba esa onda de que llegarían a la Tierra. Le llamamos “Mautrum” y llegó el momento de que así nos comunicábamos. Una de esas palabras fue precisamente “katafixia” y cuando inicié En familia decidí dejarlo ser nombre en el intercambio de premios.katafixia

“¿Cuate, le entras a la katafixia?”

Los reporteros abandonaban sus lugares cuando Chabelo pidió que no se retiraran, pues tendrían su En familia particular.

De una pecera sacó tres números para que una dama y dos caballeros se acercaran a él y recibieran su obsequio.

Cuando cada uno tenía en sus manos una caja, sin conocer el contenido, el conductor y actor les preguntó si se quedaban con los premios o les entraban a la Katafixia… y los tres se arriesgaron.

Chabelo destapó el regalo de la reportera: ¡una grabadora!, pero al escoger una de las urnas, se llevó una palm. Siguió uno de los reporteros. Él se había ganado un reloj y un llavero, pero se retiró contento, claro, lo katafixió por un minicomponente.

Finalmente, el segundo reportero sudaba frío, sabía que el peor de los regalos le tocaba y todo porque no quiso quedarse con un juego de plumas.

Entre gritos de “¡arrepiéntete!”, Chabelo le mostró su nuevo obsequio: ¡un molcajete!, pero Xavier le devolvió las plumas.

Katafixia es un álbum que está integrado por “Chacha-Chabelo ska”, “Chabelo”, “La fiesta”, “La gorra”, “Los frutos”, “Los grandes amigos”, “Los insectos” y “Un buen plan”, amén del track que le da nombre al CD.

Chabelo
Foto: Arturo Durán
También te puede interesar:
La pereza

Total
0
Shares
Previous Article
fiesta del libro y la rosa

La Fiesta del Libro y la Rosa celebra 15 años con más de 300 actividades

Next Article
Diego Rivera

Restauran murales de Diego Rivera dañados durante terremoto de 2017

Related Posts
Total
0
Share