hadas

Las hadas sí existen

Lo increíble, milagroso y fantástico de las mariposas es su proceso de metamorfosis, desde la pupa colgada hasta el despliegue de sus alas para alzarse por primera vez

Llegamos a la quinta entrega de Almas Invisibles y es inevitable no escribir acerca de estas lindas hadas con coloridas alas, que rítmicamente revolotean entre las flores, en cualquier jardín, huertos o parques. Ellas llegan a la cita alegremente y contribuyendo al medio ambiente, polinizando y embelleciendo cualquier lugar.

hadas
Crédito: Jesús Peña

Hace años en casa teníamos un pedacito de jardín, ahí crecían plantas de diversas especies por lo cual no era casualidad encontrar insectos y arácnidos conviviendo en ese pequeño lugar.

hadas
Crédito: Jesús Peña

Pero había una planta en especial: El mastuerzo, la cual crecía en el minijardín por temporadas y con ciclos que inician con el revoloteo de unas pequeñas y hermosas mariposas blancas (Leptophobia Aripa), las cuales felizmente empiezan con su cortejo para luego aparearse escondidas debajo de las hojas y ahí mismo colocar sus huevos fecundados.

hadas
Crédito: Jesús Peña

Este proceso mágico lo pude conocer y fotografiar poco a poco, a través de los años. De los huevos emergen hermosas orugas rayadas (larvas) que devoran incansablemente a la planta, ya que deben alimentarse y reunir toda la energía que les servirá tiempo después para subir por las paredes y convertirse en pupas.

hadas
Crédito: Jesús Peña

Aquí viene lo increíble, lo milagroso y fantástico de este proceso: La metamorfosis. De la pupa colgada sale poco a poco otro ser totalmente distinto a la oruga.

hadas
Crédito: Jesús Peña

Es lenta esta salida a la nueva vida finalizando la metamorfosis de la mariposa cuando extiende (cual si fueran globos) sus increíbles alas y a la espera que su nuevo cuerpo se seque para alzarse por primera vez en el aire.

hadas
Crédito: Jesús Peña

No solo he podido fotografiar todo este proceso descrito, sino también de encontrarme en ese mismo lugar a mariposas que utilizan el arte del camuflaje para evitar a los depredadores: mariposas amarillas que se confunden perfectamente con el color de las hojas secas y simulan grandes ojos para alejar a sus enemigos.

hadas
Crédito: Jesús Peña

Gracias a la técnica del macroextremo he podido fotografiar las micro escamas de sus alas, colocadas armónicamente y distribuidas en todo su cuerpo. Un espectáculo imposible de describir, sino es por medio de imágenes que comparto con todo gusto.

hadas
Crédito: Jesús Peña

Evidentemente no será la última vez que escriba sobre mariposas, ya que por fortuna en nuestro país tenemos mil 800 especies, siendo 14 por ciento de ellas endémicas. Por lo que para siguientes entregas podré escribir otros detalles fantásticos y experiencias inolvidables con estos hermosos seres que me hacen creer en las hadas.

hadas
Crédito: Jesús Peña
También te puede interesar:
Cigarras: las bellas cantantes de neón

Total
18
Shares
Previous Article
Ute Lemper

Ute Lemper va a la UNAM

Next Article
la gaviota

'La gaviota', un Chéjov para todo el público en foro Contigo América

Related Posts
Total
18
Share