chahuixtle

‘Ya nos cayó el chahuixtle’, una oda al maíz criollo

Las 10 piezas son autoría del artista Santiago Robles y se exhiben en la Galería Media Luna del Museo Nacional de la Revolución

Luego de permanecer dos meses cerrado, el Museo Nacional de la Revolución reabrió sus puertas con la exposición “Ya nos cayó el chahuixtle”, del artista Santiago Robles, dedicada a la importancia histórica del maíz en México.

Se trata de un posicionamiento político para el rescate del maíz criollo sobre el híbrido, que no solo es dañino para la salud, sino también para la economía nacional.

Santiago Robles aseguró que su obra tiene gran relevancia en el contexto de las fiestas patrias, pues destaca el maíz, que es una de las raíces de México, mismas que actualmente se ven amenazadas por intereses que lo ponen en riesgo.chahuixtle

Explicó que el proyecto surgió durante la pandemia en Amatlán de Quetzalcóatl, en el estado de Morelos, con el objetivo de defender al maíz criollo de la región en contraposición del híbrido, que es el que se consume mayormente en las tortillerías y tiendas comerciales.

“Decidimos realizar el evento en esta fecha para empoderar la soberanía alimenticia del país y, desde luego, también la económica”, dijo el artista, asegurando que su trabajo tiene siempre trasfondo social y no solo son obras con dimensión estética.chahuixtle

“El maíz es nuestro sustento cultural y cosmogónico”, dijo Robles quien, además, realizó una breve explicación de algunas de sus obras, entre las cuales destacan dos cuadros.

El primero fue realizado con más de 2 mil semillas de maíz criollo y de híbrido industrial, en el que las primeras se contraponen a las segundas, mientras que en el segundo se ocuparon alrededor de 44 mil granos y en él se representa a la Montaña de la Casa del Maíz; además, muestra cómo este cereal tiene el mismo origen, pero se divide en varios colores y sirve para distintos alimentos.chahuixtle

En las demás obras de la muestra se ocupan técnicas prehispánicas con materiales como tinte de añil, grana de cochinilla y tinta de pericón, en combinación con una técnica moderna con la que empleó ralladura de billetes que le proporcionó el Banco de México.

Las obras buscan invitar a la reflexión en torno al medio ambiente y a ciertos efectos de la compra y siembra de maíz genéticamente modificado; asimismo, expone las consecuencias nocivas de una dieta basada en este tipo de grano.chahuixtle

Robles trata de crear conciencia sobre cómo las semillas transgénicas encarecerán la producción de alimentos, pues comprarlas año con año en lugar de guardarla como lo han hecho siempre los campesinos aumentará los costos a lo largo de toda la cadena alimentaria.

Paralelo a las 10 piezas autoría de Santiago Robles, se expone una muestra del paisajista Nicolás Moreno, las cuales dialogan con el resto de las obras que se conjugan en el marco del Día Nacional del Maíz, que se conmemorará el próximo 29 de septiembre.

La muestra se encuentra en la Galería Media Luna del Museo Nacional de la Revolución, ubicada en la Plaza de la República, en la alcaldía Cuauhtémoc.

Claudia Curiel de Icaza
La secretaria de Cultura de Ciudad de México, Claudia Curiel de Icaza
También te puede interesar:
El MET devuelve a Nepal piezas arqueológicas robadas hace 30 años

Total
5
Shares
Previous Article
LA Phil

LA Phil y Dudamel llevan de gira obras de Arturo Márquez y Gabriela Ortiz

Next Article
escarabajo

Escarabajos, gemas con alas

Related Posts
Total
5
Share