luisa josefina hernandez

Obras de Luisa Josefina Hernández, vitales en el arte teatral de México

Su producción literaria y sus más de seis décadas de actividad como dramaturga, narradora, traductora y académica dejan más de 60 obras de teatro y 17 novelas

Considerada la más grande dramaturga mexicana, Luisa Josefina Hernández (1928-2023, Ciudad de México) falleció a los 94 años y deja como legado varias generaciones de profesionales de la escritura dramática.

A lo largo de su trayectoria, la ensayista fue reconocida con los Premios Xavier Villaurrutia 1982, el Nacional de Teatro Juan Ruiz de Alarcón 2000, el Nacional de Ciencias y Artes en el área de Literatura y Lingüística 2002, además de recibir en 2006 la Medalla de Oro Bellas Artes.

Al informar sobre su deceso, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, recordó que Luisa Josefina Hernández fue una “entrañable pionera de la dramaturgia mexicana, formadora de muchas generaciones de directores y actores”.

Mientras que la directora del Inbal, Lucina Jiménez, la consideró “la más grande dramaturga mexicana, novelista, traductora y generosa maestra de varias generaciones de profesionales de la escritura dramática” y afirmó que el teatro y la cultura mexicana están de luto: “Su legado es enorme y valioso”.

Por sus indudables aportes al teatro nacional, desde 2022 autoridades culturales pusieron su nombre al Teatro Orientación para reconocerla e informan que “la maestra, querida y respetada” será despedida en el Palacio de Bellas Artes, en acuerdo con su familia.

luisa josefina hernandez
Colección fotográfica, Biblioteca de las Artes-Cenart.

Formadora de varias generaciones de autores, actores y escenógrafos, en el marco de su 90 aniversario, la Compañía Nacional de Teatro la festejó con el restreno de seis de las 11 piezas que integran la saga de una de sus obras Los grandes muertos (El galán de ultramar, La amante, Fermento y sueño, Tres perros y un gato, La sota, y Los médicos) en el Teatro Julio Castillo.

Su producción literaria y sus más de seis décadas de actividad como dramaturga, narradora, traductora y académica le han otorgado el valioso carácter de ser representante de México en la literatura y el teatro universal.

Luisa Josefina Hernández, creadora emérita

A lo largo de su trayectoria creó más de 60 obras de teatro, 17 novelas publicadas, 10 traducciones, así como prólogos, ensayos y colaboraciones en publicaciones periódicas, pues fue amena escritora para La Palabra y El Hombre. Fue becaria del Centro Mexicano de Escritores y de la Fundación Rockefeller. Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte, como creadora emérita desde 1994.

Como un reconocimiento, el Premio Bellas Artes Baja California de Dramaturgia -creado en 1977- toma en 2018 el nombre de la escritora: Premio Bellas Artes Baja California de Dramaturgia Luisa Josefina Hernández.

Los grandes muertos cuenta la historia de una familia acomodada, residente en Campeche, a través de varias generaciones, su propia familia, que inicia con El galán de Ultramar, su abuelo.

Son historias que la madre de Luisa Josefina le contó y escribió porque consideraba que no debían perderse esos universos, tanto por su valor emotivo como informativo.

luisa josefina hernandez
Foto: Twitter/@Sobreperdonar

Egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, Luisa Josefina Hernández fue profesora de arte dramático en el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura y en la UNAM, donde impartió la cátedra de Teoría dramática que le heredó su maestro Rodolfo Usigli, y a través de la cual formó dramaturgos y escritores, como Hugo Argüelles, Óscar Villegas y Armando Partida.

Entre casi un centenar de obras teatrales de las que es autora, se encuentran: La danza del urogallo múltiple, Popol Vuh, Quetzalcóatl, La fiesta del mulato, La paz ficticia.

Entre sus novelas se encuentran El lugar donde crece la hierba (1959), La plaza de Puerto Santo (1961), La primera batalla (1963), Los palacios desiertos (1963), La cólera secreta (1964), El valle que elegimos (1965), La memoria de Amadis (1967), así como Las fuentes ocultas, Extemporáneos (1979) y Apocalipsis cum figuris (1982), entre otras.

Con motivo de su 80 aniversario se montó Equinoccio, historia que sucede en un vecindario de la colonia Roma y que conserva el estilo realista de Los grandes muertos y de la mayor parte de sus obras.

Luisa Josefina también abordó el género de la novela, donde se encuentran sus textos Nostalgia de Troya, que ganó el Premio Magda Donato en 1971, y en 1982 obtuvo el Xavier Villaurrutia por Apocalipsis cum figuris.luisa josefina hernandez

También te puede interesar:
Celebran vida y obra de Ricardo Garibay a 100 años de su natalicio

Total
1
Shares
Previous Article
Marie Thérèse Hermand

Museo de Arte Popular, el legado de Marie Thérèse Hermand

Next Article
El último viaje de Consuelo

'El último viaje de Consuelo' reivindica la memoria de la esposa de Saint-Exupéry

Related Posts
Total
1
Share