Monica Ramírez Cano

Psicopatía y asesinato: la primera regla

He escogido el estudio de la mente criminal, buscando la nota negra, identificando condiciones que han desviado a la persona hacia el crimen violento

A la criminología se le ha asignado entre otras funciones la de explicar científicamente el crimen, elaborando modelos teóricos que esclarezcan la etiología y la génesis del fenómeno. Ha intentado hacerlo desde diversos caminos y el que yo he escogido es mediante el estudio de la mente criminal, buscando en las historias de vida de los protagonistas de la nota negra situaciones, acontecimientos importantes y decisivos, así como identificando condiciones de vida que se han presentado a lo largo de todo su desarrollo como ser humano, que han marcado ese trayecto y han desviado a la persona hacia la elección de la comisión de un crimen violento.

Es por eso que he desarrollado a lo largo de más de veinte años de trabajo de campo en la mente de los criminales una metodología para lograr el cometido: Método Inductivo de Investigación Aplicada (MIIA), con el que he entrevistado a cientos de personas privadas de su libertad, acusadas por delitos diversos, con la finalidad de que de los hallazgos de estas entrevistas podamos identificar y compilar factores de riesgo con los cuales poder trabajar en prevención.psicopatia

El siguiente es un extracto de mis mañanas intensas ―como suelen ser en general― y de profunda introspección de la mano de la plática con un asesino en serie. Altamente reveladora, por cierto, en materia de psicopatía:

―Dicen que los psicópatas son incapaces de amar, la literatura en la materia así lo expone. ¿Cómo explicas esto? ¿Será que al final los psicópatas sí que pueden amar?

―A ver, mi magnífica criminóloga, soy neófito en el entendimiento de la mente y las emociones de los demás; sin embargo, no del mío, por lo que puedo hablar desde la experiencia propia: por los crímenes que he cometido y la manera en la que los llevé a cabo, los especialistas arguyen que efectivamente soy un psicópata, de los más letales y sádicos en la historia reciente, de lo cual sé que no te cabe la menor duda. Respecto a mi capacidad de amar, sí que he amado, he amado hasta lo más profundo de mis huesos y con la intensidad de la sangre que corre por mis venas, y considero que amo como aparentemente cualquier otro ser humano podría hacerlo. Sin embargo, he identificado que, a diferencia del resto, tengo una habilidad que me permite con facilidad hacer lo debido cuando el ser amado no me corresponde de igual manera o cuando decido yo que no estoy creciendo en la relación: puedo envolver ese sentimiento en una cajita de metal impenetrable, encerrarlo con candado y lanzarlo a las profundidades del olvido para jamás volver a pensar en ello. Para muchos, esta destreza en mí desarrollada es precisamente la “falta de empatía” de la que hablan todos los que asumen saber de lo que va un psicópata. Creo fielmente que es una capacidad evolutiva desarrollada que atiende a la necesidad natural de perseguir siempre la perfección, y sí, sí que he amado.

psicopatia
Crédito: Xinhua

En efecto, lo que caracteriza a este trastorno de personalidad es la falta de empatía, ausencia de culpa, así como una crónica incapacidad de amar; no obstante, como este mismo asesino finaliza ―“puedo sentir culpa pero no remordimientos” ―, es real que este razonamiento puede expandirse a muchos de nosotros. La lección del día: hay mucho que aprender de la psicopatía aún, ya que tiene muchos giros. Quienes navegamos en la mente criminal debemos estar atentos a ellos y con este relato no asumimos que verdaderamente este psicópata, asesino en serie, sea capaz de amar. La suya es una reflexión desde su propia percepción. Además, no todos los psicópatas son asesinos ni todos los asesinos son psicópatas. Ésta es la primera regla.

psicopatia
Crédito: Xinhua
También te puede interesar:
Breviario sobre la muerte

Total
11
Shares
Previous Article
Festival Sziget

Regresa el Festival Sziget con artistas de 54 países

Next Article
xi jinping

Libro de Xi Jinping, una manifestación de liderazgo: Martin Albrow

Related Posts
Total
11
Share